El poder de la visualización creativa
La visualización creativa es una terapia sencilla y relajante que nos ayuda a relajarnos, mantener aptitudes más positivas y optimistas, lograr nuestros objetivos e incluso se cree que sirve para potenciar la capacidad curativa natural que tiene nuestro cuerpo.

Aunque es una técnica que se utiliza desde hace poco tiempo, ha sido utilizada desde la antigüedad entre los budistas y tibetanos, y se dice que ya era utilizada por los romanos. Actualmente, aunque es utilizada en todos los ámbitos de la psicología, se usa con mayor medida en psicología deportiva, para lograr que los deportistas aumenten su rendimiento y mejoren su ejecución.

La técnica de la visualización creativa es muy sencilla, ya que consiste básicamente en generar una imagen mental en nuestro cerebro de lo que queremos crear o deseamos. Puede ser una imagen que recordemos o una imagen que creamos expresamente para ese momento.

Por ejemplo, si queremos perder peso, una técnica muy útil para ayudarnos a lograrlo consiste en vernos a nosotros mismos con el peso ideal que nos gustaría tener. Pero no sólo vernos, sino que debe ser una imagen que podamos casi percibir con todos los sentidos, en la que podamos disfrutar de cómo nos sentimos al utilizar la talla que queremos, si nos sentimos más seguros, más inseguros, cómo nos relacionamos con los demás, etc. De ese modo, creando la imagen en el cerebro es más fácil para nosotros lograr ese objetivo, porque nuestro cerebro ya lo ha “visto”.

Para una sesión de visualización creativa deberemos poder disponer de al menos 15 minutos de relax. Nos sentaremos y tumbaremos y generaremos la imagen que deseemos. Si lo que queremos es liberar el estrés, podemos imaginarnos un paisaje que nos aporta serenidad, como una playa o un bosque.

Esta técnica se está utilizando también en pacientes de enfermedades como el cáncer, en la que la visualización les lleva a aceptar y tolerar mejor tratamientos como la quimioterapia o radioterapia.