El poder terapéutico de una sonrisa
El poder de la sonrisa es tal que si lo compruebas, en tu día a día, verás que te sentirás mucho mejor junto a alguien que te sonríe que junto a alguien que no lo hace. La sonrisa forma parte de la llamada comunicación no verbal, es decir, está dentro del lenguaje corporal. Más allá de esta cuestión, una sonrisa para ser real y un motor de bienestar, debe de ser verdadera. Es decir, todo aquello que es fingido se nota y se siente de una forma lógica. De hecho, allí reside la base de la hipocresía. En la intuición interior de que hay algo en la otra persona que no muestra tal y como es, es decir, que no transmite autenticidad.

Pues bien, el poder de la sonrisa es muy importante para todos. Sin embargo, si a veces te paras a observar por la calle a las personas que te rodean verás que muchas de ellas caminan mirando hacia el suelo. La verdad es que la crisis económica es una fuente de preocupación para muchos trabajadores que viven una situación laboral muy difícil.

Más allá de esta cuestión, la sonrisa tiene tal importancia que por ello, también los cursos de risoterapia están de moda como una forma de combatir el estrés y la ansiedad. La vida tiene otro color cuando te ríes mucho y cuando te animas a vivir en contacto con el color verde de la esperanza lejos de la oscuridad de un silencio en el que no hay ninguna carcajada de fondo.

Aprende a sonreir más, incluso, cuando no tengas ganas de hacerlo. En cierto modo, la sonrisa al igual que la risa, tiene un poder terapéutico que mitiga el poder de la tristeza y el dolor del alma. ¿Qué te hace senreir en tu día a día?