El silencio te ayuda a escuchar a tu verdadero yo
Vivimos en una sociedad en la que todo ocurre muy deprisa, los cambios se suceden sin dejarnos apenas tiempo para adaptarnos a ellos y tenemos que adecuar nuestro nivel de actividad a los mismos. Las ciudades son ruidosas y el trabajo estresante, lo cual nos lleva muchas veces a sentirnos agotados, perdidos y sin saber muy bien qué camino tomar, sintiendo que hemos perdido el dominio de nuestras vidas.

En medio de todo ello, existe un método muy eficaz que nos va a ayudar a recuperar nuestro equilibrio, liberarnos del estrés y de la ansiedad recuperar el timón de nuestra vida. Este método es el silencio interior.

El silencio interior significa acallar todas las voces que oímos continuamente, tanto las de los demás como la de nuestro cerebro, que también suele hablarnos sin cesar. Lograr estos momentos de silencio interior es muy importante, ya que nos van a ayudar en el caso de tener que tomar decisiones o cuáles son nuestros verdaderos deseos. Esto es porque, sólo cuando se produce el silencio interior, nuestra verdadera voz, nuestro yo más real puede aflorar.

Para encontrar este silencio interior deberemos disponer de tiempo para nosotros mismos, durante el cual no seamos molestados. Comenzaremos con unos ejercicios de relajación, para eliminar toda tensión y estrés que sintamos en ese momento. Los más recomendados son los ejercicios de respiración, que además de relajar el cuerpo, aquietan la mente.

Dejaremos que los pensamientos fluyan libremente, sin centrarnos en ninguno de ellos ni intentar que desaparezcan. Respiraremos y continuaremos relajándonos hasta que notemos que nuestro cerebro también se silencia.

En este momento podemos preguntarnos qué es realmente lo que nuestro corazón desea o cómo nos sentimos de verdad o, simplemente, disfrutar de ese silencio. Permaneceremos así durante unos minutos y después respiraremos con fuerza y moveremos las extremidades para salir de la relación, más renovados y equilibrados.