El síndrome de Münchausen
Con el nombre de síndrome de Münchausen se designa un trastorno psiquiátrico en el cual la persona que lo sufre inventa y finge enfermedades, normalmente graves, para llamar la atención de los médicos y ser tratado como un enfermo. Si de este modo no lo consigue, puede llegar a provocarse esas enfermedades a sí mismo, autolesionándose o ingiriendo gran cantidad de medicamentos para de ese modo vagar de un hospital a otro en busca de tratamiento.

La enfermedad se denomina así en referencia al Barón de Münchausen, un mercenario militar nacido en Münchausen, localidad de la Baja Sajonia, que era muy conocido entre quienes se relacionaban con él por las historias y mentiras que contaba en relación con fantásticos viajes que decía haber realizado.

Los pacientes adquieren una gran habilidad para simular distintas enfermedades, desde un infarto hasta unas fiebres de origen desconocido, pero esta simulación no es gratuita, sino que está ligada a graves trastornos emocionales, ya que, aunque son conscientes de que mienten y simulan su enfermedad, no lo son de lo que los motiva a realizar dicha simulación.

No se conoce muy bien cuál es la causa de este síndrome, pero normalmente los pacientes tienen un historial de abuso emocional y físico en la infancia, lo que los lleva, de adultos, a tener problemas de identidad, relaciones inestables con los demás, un deficiente sentido de la realidad e incluso pueden aparecer episodios psicóticos.

Una de las variantes más conocidas de esta patología es el denominado síndrome de Münchausen por poderes, que se considera una forma de maltrato infantil porque, debido a él, un adulto provoca o hace fingir las enfermedades a un niño que está a su cargo y que normalmente se trata de hijos o sobrinos.