Elabora tu plan para ser feliz
La felicidad es un propósito que como tal, debe materializarse en un fin concreto y específico. ¿Cómo desarrollar un plan de acción para ser feliz y vivir mejor? Este plan de acción debe de conectar dos puntos importantes: tu situación actual (circunstancia presente) y el objetivo deseado (futuro potencial). Tener en cuenta estos dos puntos es esencial para elaborar un itinerario realista.

Para elaborar este plan de acción también es positivo que diferencies entre aquello que depende de ti y está en tu mano controlar, y aquello que no depende de tu voluntad.

Elabora tu plan para ser feliz

Ten en cuenta aquello que depende de ti

Un plan de acción eficaz es aquel que tiene en cuenta los aspectos que dependen únicamente de ti mismo. Este plan de acción también debe mostrar una perspectiva temporal como si se tratara del cronograma del cumplimiento de objetivos que son concretos, temporales y medibles. Puedes hacerte preguntas del tipo: ¿En qué fecha quiero haber dado el primer paso de este plan? ¿Y cuándo quiero haber finalizado el proceso?

Por otra parte, también es práctico que analices qué recursos necesitas para llevar a cabo este plan de acción. De los recursos que necesitas, también puedes enumerar aquellos medios que ya tienes y aquellos que te faltan: ¿Puedes hacer algo para compensar esas carencias? De hecho, puedes valorar la posibilidad de posponer el plan de acción hasta que hayas adquirido una competencia que puede ser básica para tu propósito.

Qué quieres tú

Lo más importante antes de comenzar un plan de acción es que definas tu meta. Esta meta es totalmente personal, es decir, solo tú puedes saber de verdad qué te hace feliz y qué te aleja del lugar en el que quieres estar. Comienza a imaginar con más frecuencia el momento en el que culminas tu meta. Imaginar que algo puede ocurrir es el primer paso para que suceda.