Elegir tu profesión según tu personalidad
Elegir nuestra profesión es un paso importante, ya que de una elección correcta depende que podamos, a lo largo de nuestra vida, desarrollar un trabajo que nos guste, nos haga sentirnos valiosos, y satisfechos con nosotros mismos, además de sentir que nuestra profesión se adapta a nuestra forma de ser.

Si tenemos una vocación muy clara, encontrar la profesión perfecta para nosotros es muy sencillo, pero si no es así, a menudo nos encontramos perdidos ante una decisión de gran importancia para nuestro futuro. En este caso, nos puede orientar el Modelo de Personalidad de Holland, que identifica seis tipos diferentes de personalidad y los relaciona con las profesiones que mejor se adaptan a ellos:

– Realista: Son personas que disfrutan con ocupaciones dinámicas que les permitan el manejo de instrumentos y máquinas. Las actividades más acordes con su personalidad son aquellas que se realizan en el exterior, así como las mecánicas y manipulativas,

– Intelectual: Son analíticos y les gusta resolver problemas a través de las ideas y suelen evitar actividades físicas, sociales o comerciales. Los ámbitos científicos, filosóficos y de investigación son los más acordes con ellos.

– Artístico: Son expresivos, intuitivos y valoran la belleza y la estética. Actúan a través de los sentimientos, la intuición, la creatividad y la imaginación. Escritores, músicos, y creadores en general entran dentro de esta categoría.

– Social: Se desenvuelven bien a través de la comunicación con los demás, ya que poseen grandes habilidades sociales. Psicólogos, Consejeros, Educadores pertenecen a este grupo.

– Emprendedor: Son aventureros, audaces, impulsivos y disfrutan con los negocios y el liderazgo. Abogados, relaciones públicas o directivos de empresas se mueven bien en este ámbito.

– Convencional: Son organizados, detallistas y les gusta seguir las normas, por lo que disfrutan con profesiones administrativas y de secretariado, así como asuntos económicos.