Elementos que destruyen la autoestima femenina
La autoestima es un elemento indispensable en el desarrollo personal, por tanto, es importante descubrir las formas de potenciarla y eliminar de nuestra vida, esos elementos tóxicos que la pueden destruir. ¿Qué peligros acechan de cerca la autoestima? En primer lugar, la crítica constante o negativa es dañina. La crítica puede darse en diferentes órdenes: en el plano laboral, en la amistad, en la pareja o en la familia. En ese caso, aquellos que son criticados continuamente, a veces, se van sintiendo más débiles. Pues bien, merece la pena que marques tus propios límites y muestres aquello que no estás dispuesto a tolerar.

Por otra parte, los cánones de belleza de la sociedad actual son muy exigentes con las mujeres. Por ello, en la adolescencia, es posible que muchas chicas no se sientan del todo seguras por no cumplir con los cánones de la extrema delgadez. En este caso, conviene recordar que la belleza va más allá de tener una talla de pantalón determinada. En oposición a la juventud, también se sienten muy vulnerables algunas mujeres con el paso de los años. Por ello, no pierdas de vista que la arruga es bella y que la verdadera belleza, es interior.

El pensamiento negativo destruye el amor propio. En este sentido, a veces, la mujer puede ser la mayor enemiga de sí misma cuando no da valor a sus méritos, cuando se siente en inferioridad de condiciones respecto a los demás porque siempre se compara en negativo. Aprende a quererte tal y como eres. Asume tus defectos pero intenta dar más peso a tus virtudes.

La autoestima se destruye por poner el foco de atención en el punto equivocado, es decir, conviene aprender a valorar lo esencial en la vida y en la felicidad. Por otra parte, una relación de pareja tóxica también puede dañar el concepto que una mujer tiene de sí misma.