Cómo elevar tu bienestar en etapas de estrés
Existen etapas de estrés que producen una tensión interna. Etapas en las que tenemos plazos de tiempo concretos para lograr objetivos a corto plazo. Cuida tu bienestar para elevar tu estado de ánimo porque es frecuente que en etapas de presión, nos sintamos más bajos de energía. Incluso cuando el estrés es positivo porque está motivado por un proyecto concreto a corto plazo, tienes que cuidar tu bienestar. ¿Cómo lograrlo?

A través de la compensación del esfuerzo

Lo ideal es que busques el modo de compensar tareas que requieren un mayor nivel de esfuerzo con otras que suponen un menor nivel de intensidad. De este modo, a través de esta alternancia en las activiades diarias puedes motivarte a ti mismo concentrando esfuerzos en una tarea específica para luego sentir la liberación de realizar otra que es más sencilla. El cuerpo y la mente no son máquinas, por tanto, es recomendable saber dosificar la energía.

Cómo elevar tu bienestar en etapas de estrés

No abandones tus hobbies

Suele ser habitual que en etapas de estrés, motivadas por el trabajo, las personas se concentren tanto en estas tareas que dejen de lado sus aficiones. Sin embargo, si sufres un momento de estrés no dejes de asistir a tus clases de yoga, deporte, literatura o cualquier actividad que practiques. Puede que tengas que reducir tu tiempo de ocio con amigos. Sin embargo, seguir con tus rutinas de cursos te ayuda a liberar tu mente y cambiar de entorno. Esto eleva el pensamiento positivo.

Busca la colaboración

En el trabajo, busca la colaboración con tus compañeros porque esto reduce de forma notable el peso de la responsabilidad. Crea vínculos de compañerismo y confianza para generar el valor de la verdadera resiliencia basada en pactos “gano-ganas”. Tener un buen compañero en la oficina con quien poder desahogar impresiones en un mal día es una de las mejores terapias. Sin embargo, la responsabilidad de generar estos lazos depende, principalmente, de ti.

Trabajar con música

La idea de trabajar con música no es viable en todos los proyectos. Tampoco en todas las tareas. Lo ideal es que integres la música suave de fondo cuando estás realizando proyectos que requieren un bajo nivel de concentración, en momentos puntuales, es una buena forma de automotivación.

Aprende a decir no

En cualquier momento es importante esta máxima, sin embargo, en etapas de estrés todavía más. Cumple con tus obligaciones pero sabiendo también, cuáles son tus derechos. Y aprender a decir no te ayuda a defenderlos ante quien los vulnera o, simplemente, te ayuda a encontrar tu equilibrio interno en la búsqueda de tu propio espacio.

Cómo elevar tu bienestar en etapas de estrés

Menos coche y más paseos

Es muy fácil encontrar momentos para caminar, incluso cuando se tiene poco tiempo disponible. Si aprovechas los desplazamientos al trabajo, integras tus paseos en tu ruta de oficina. Caminar es una de las mejores terapias naturales para combatir el estrés y la ansiedad.

El estrés pone en riesgo nuestra salud. Por tanto, los hábitos de autocuidado son básicos para fomentar la prevención en el camino hacia el bienestar pleno. Si estás en un momento de exceso de trabajo en la oficina, entonces, compensa esta situación tomándote las cosas con más calma en el plano personal.