¿En manos de quién pones tu bienestar individual?
Existe una pregunta clave que puede ayudarte a tomar las riendas de tu vida, ver cuál es el foco de tus problemas y poder avanzar en positivo hacia el mañana: ¿En manos de quién pones tu bienestar emocional y tu felicidad?

La realidad es que existen personas que viven a la espera porque ponen su bienestar individual en manos de terceros. Así sucede cuando por ejemplo, al enamorarte de alguien, pones tu valor en el hecho de que te corresponda o no lo haga. Por ello, el día en que te hace caso te sientes pleno, sin embargo, cuando no lo hace te sientes vacío y perdido en el mundo. Cuando pones algo tan importante como tu valor interno en manos de algo tan efímero como la opinión de alguien ajeno a ti, entonces, estás jugando con lo más profundo que tienes: la autorrealización y la plenitud de vivir siendo el motor de tu existencia a modo de principio y final.

Conviene aprender a tener una visión más realista de las relaciones humanas. Para empezar, son muy pocos los amigos íntimos que conocerás en tu vida, es decir, el resto de relaciones se mueven en un plano de mayor superficialidad. Por otra parte, es mejor no esperarlo todo de los demás ya que muchas veces, se producen decepciones. Espéralo todo de ti mismo y no te traiciones nunca.

Otras personas también ponen su valor en lo material: por ejemplo, en el dinero, en la posición económica, en la situación social o en el trabajo. De este modo, cuando las cosas cambian de forma negativa, entonces, la persona se siente fuera de lugar. Y dichos cambios también afectan a sus relaciones sociales porque sienten vergüenza.

¿En manos de quién pones tu bienestar individual? La realidad es que el bienestar interno depende de ti.