¿Enamorado o enganchado psicológicamente?
¿Enamorado o enganchado psicológicamente? Al inicio de una historia es muy difícil diferenciar cuando alguien está enamorado o enganchado psicológicamente si la historia empieza a no ir del todo bien. ¿Cómo puedes cortar la situación negativa a tiempo en caso de que te des cuenta de que estás enganchado psicológicamente?

En primer lugar, toma un poco de distancia. Corta el contacto por unos días con esa persona. Frena la desesperación de llamarle o mandarle un mensaje. Tu vida no se reduce a tener noticias de él/ella. Es decir, tu bienestar está en ti, en tu tranquilidad interior, en la capacidad de tener una historia serena y plena. Estás enganchado psicológicamente cuando en el fondo, te posicionas respecto a esta historia como si hubiese en juego algo que ganar o que perder: tu propio valor, tu autoestima, tu felicidad.

En realidad, tu felicidad no está en manos de nada ni de nadie. Es decir, si puedes estar con la persona que te gusta, genial, sin embargo, en caso de que no pueda ser, la vida continúa y es mejor mirar hacia otra parte. Sin embargo, todos aquellos que en algún momento se han sentido enganchados psicológicamente a una persona saben que los cambios de humor son continuos a lo largo del día y se posicionan más en el rol del drama y de la tragedia. Aquel que está enganchado abre la puerta de una relación tóxica que no es saludable desde un punto de vista emocional. No se trata de un amor sino de una obsesión: piensas constantemente en el mismo tema, tu vida se reduce a ese ámbito siempre…

Toma distancia y recupera tu equilibrio interior. Superar una obsesión, en ocasiones, es tan difícil como afrontar un desamor. Hay que tener paciencia y mucha generosidad para vivir el presente.