Encuentra tu lugar en el mundo
Existe algo que no es tan sencillo a simple vista: encontrar tu lugar en el mundo, es decir, ser consciente de que estás en el punto en el que te gustaría estar, vivir con la certeza de que no cambiarías tu situación por la de nadie. Sin embargo, en la búsqueda del camino correcto puede que en alguna ocasión hayas tenido la sensación de estar desubicado, es decir, decir, de no estar satisfecho. ¿Cómo puedes descubrir cuál es tu vocación?

En primer lugar, dando tiempo al tiempo. Sin embargo, no dejando que pasen los años en una posición de insatisfacción. Existen personas que se dan cuenta en la madurez de que han perdido muchos años haciendo algo que no les hacía felices. Por suerte, nunca es tarde para empezar de nuevo, por tanto, no te conformes.

Por otra parte, no puedes delegar tu responsabilidad de ser feliz en manos de terceras personas. Algunas personas se comportan como si esperaran que sucediera un milagro inesperado para salir de la monotonía. Por ejemplo, existen chicas que viven a la espera de un príncipe azul que transforme su presente. Tú eres el motor de tu vida, por tanto, está en tus manos decidir dónde quieres estar, hacia dónde quieres caminar y qué personas quieres que te acompañen en esta aventura.

Para encontrar tu lugar tienes que desterrar prejuicios y también, tener autonomía frente a tu propia familia y aquello que puedan pensar los demás. Lo más importante, es aquello que tú creas de ti, por tanto, sé honesto y auténtico. Para encontrar tu lugar en el mundo, puede que tengas que hacer muchos cambios en caso de que tu vida actual tenga poco que ver con tu vida deseada y soñada. La vida es una aventura fascinante y esta búsqueda es la que toda de sentido cualquier experiencia.