Envejecer con salud emocional
Cumplir años es un bien inevitable. Existen algunos consejos prácticos para sumar vida a los asños con una actitud asertiva. Las personas no envejecen únicamente como consecuencia del paso del tiempo. El corazón emocional también se deteriora al aparcar los sueños, vivir de las nostalgias y tener una perspectiva negativa de la madurez.

Aceptación de cada etapa de la vida

Una de las claves más importantes para ser feliz aquí y ahora es practicar la aceptación plena de la situación presente. Quienes hacen propia la ley de “cualquier tiempo pasado fue mejor” pierden grandes ocasiones de realización personal. Pero además, llenan su mochilla emocional de duelos sin resolver, traumas y frustraciones.

Adaptación al cambio

Cumplir años implica tener una enorme capacidad de adaptación a los cambios personales pero también, a los del entorno. En este sentido, conviene tener confianza en uno mismo ya que la mayoría de los cambios no son drásticos sino lentos y paulatinos.

Crecimiento personal

Puede que una persona de setenta años no tenga la piel tan tersa como una persona de veinte. Sin embargo, tiene una belleza interior que es inalcanzable para quienes todavía no han podido experimentar en primera persona ciertos aprendizajes vitales que son inherentes a la experiencia. Envejecer es sinónimo de crecer como persona. Algo que debe de ser un motivo de orgullo para ti.

Envejecer con salud emocional

Sigue estudiando

Sigue estudiando y no por querer cumplir el objetivo de obtener un título determinado sino porque quieres cultivarte, adquirir nuevos conocimientos, tener tu mente activa y disfrutar del saber no como un medio sino como un fin en sí mismo.

¿Cómo quieres pasar tu tiempo?

El tiempo pasa de una forma inevitable por lo que el verdadero secreto de la felicidad reside en decidir el modo en el que quieres pasar tus días, haciendo una gestión eficaz de los minutos.