Eres un ser único y especial
Existen muchas situaciones que pueden poner freno a nuestra autoestima, sin embargo, todo cambia cuando tomas conciencia de que eres un ser único e irrepetible, es decir, no existe nadie igual a ti en todo el universo. Tus talentos y virtudes son tu mejor marca personal, te definen en esencia como una persona con una infinita capacidad de superación. No pierdas la capacidad de recordarte a ti mismo que eres alguien único e irrepetible. No esperes a que lleguen momentos de dificultad para decirte este mensaje que puedes darte también en las alegrías e ilusiones. ¿Qué es lo que te hace diferente a los demás? ¿Cuál es tu vocación profesional y vital?

Cada persona tiene un camino distinto, anímate a recorrer el tuyo con la sabiduría que te da la experiencia del propio vivir.

Evita las comparaciones

Dos objetos pueden compararse entre sí en función de la utilidad que reporta cada uno, en cambio, dos personas no deben compararse entre sí porque una no es mejor que otra, simplemente, es distinta. Las comparaciones interpersonales son las que dan lugar a inseguridades personales, carencias afectivas, miedos internos, luchas de egos, envidias y celos.

Eres un ser único y especial

Aportas luz a la vida de los demás

Tu presencia aporta luz a la vida de otras personas que te quieren. Ser consciente de ello aporta amor propio y confianza. Tu presencia deja huella en la vida de otras personas que se alegran por los momentos que comparten a tu lado. Es decir, tu compañía es un regalo.

Los humanos cometemos con frecuencia el errror de no expresar sentimientos que sentimos hacia los demás ya sea por pudor o incluso, por el miedo de que el otro no sienta lo mismo. Sin embargo, ser más libre a la hora de expresar los afectos te permite sentirte mejor contigo mismo y recordar que eres un ser único e irrepetible.