¿Me está manipulando?
Una persona manipuladora te acosará moralmente casi sin que te des cuenta, y esto es, un maltrato psicológico en la vida diaria y encima, sin que lo veas venir. Hay muchas personas manipuladoras en nuestra sociedad y nadie está libre ya que cualquier persona puede acabar teniendo una pareja así, o un amigo, o incluso alguien de tu familia puede tener este perfil manipulador. Es importante evitar que te manipulen pero para hacerlo, primero debes saber distinguir las señales de alarma que te harán observar que es así.

Emociones extremas

Una persona manipuladora generará emociones extremas a las personas más allegadas y siempre desde un primer momento. O le quieres con deboción o le odias sin saber por qué. Si esto es así es muy probable que genere situaciones complicadas de relación.

Se hace la víctima

¿Esa persona va de víctima? Es posible que lo haga y que además exija a las personas de su alrededor que les solucionen sus problemas haciéndoles sentir responsables y culpables de lo que debería ocuparse él / ella.

Provoca miedo

Sientes miedo de contrariarle porque si lo haces o no cumples sus deseos se puede enfadar y puede que sufras las consecuencias de no mantenerle “contento/a”.

¿Me está manipulando?

Tienes que tener una bola de cristal

Sí, si no eres capaz de adivinar sus necesidades y sentimientos en todo momento, le habrás fallado. Es posible que sientas que necesitas una bola de cristal mágica para poder adivinar cómo está y así poder satisfacerle constantemente.

Todo le parece mal

Cualquier cosa le parece mal y esto te confunde porque critica todo, tanto si haces una cosa como si haces la contraria. No sabes qué pasos dar con este tipo de personas porque con cualquier cosa te sentirás juzgado y criticado.

Da igual quien sea de tu entorno, si identificas estos síntomas en una persona cercana a ti es muy probable que sea una persona manipuladora y te intente manejar a su antojo.