Estar cansado de sufrir
Existe un sentimiento posible en la vida. Estar cansado de sufrir muestra el desgaste emocional de aquel que siente que en su vida pesa más lo negativo que lo positivo. O al menos, lo negativo absorbe gran parte de su energía emocional. Una persona puede estar cansada de sufrir por una desgracia familiar, por un desamor profundo, por la mala suerte laboral… Existen tantos motivos que el dolor adquiere formas bien distintas en función de la causa. Sin embargo, cuando una persona está cansada de sufrir ha dado el primer paso para vivir mejor y ser feliz aunque parezca contradictorio.

Qué indica esta sensación

Esta sensación de estar cansado de sufrir muestra el agotamiento emocional de quien desea dar un giro a su suerte, tomarse las cosas de otra manera y sonreír. En la vida todo pasa y nada permanece, como explica Charles Chaplin, “nada es permanente en este mundo de locos, ni siquiera, nuestros problemas”.

Todo evoluciona, incluso, nuestros sentimientos, por ello, es importante relativizar, poner las cosas en perspectiva y no dramatizar. En muchos casos, detrás del sentimiento de estar cansado de sufrir existe un sentimiento trágico de la vida, una actitud poco optimista ante la realidad. Por suerte, el pensamiento positivo se entrena y cualquier persona está a tiempo, no importa la edad, de hacer cambios en su forma de afrontar la realidad para mejorar su calidad de vida.

Estar cansado de sufrir

Qué hacer para sufrir menos

Dejar de sufrir es una utopía porque el sufrimiento es un ingrediente real de la vida. Lo que sí puedes hacer es recuperar el equilibrio de vivir contento la mayor parte del tiempo. Para ello, deja ir aquellas cosas que no te hacen bien y aférrate con fuerza a todo aquello que aporta una luz especial a tus días.

No te recrees en tus desgracias y aprovecha tu tiempo en algo constructivo, por ejemplo, recréate en tus alegrías.