Estar cansado de que te utilicen
Existe una sensación posible en la vida y es la de sentir que existen personas que abusan de tu buena voluntad, se exceden en su confianza y se acercan a ti por interés. En realidad, conviene partir de una premisa fundamental. Nadie te utilizará si tú no te dejas, es decir, en cierta forma tú también eres cómplice de la situación al no marcar límites haciendo uso de tu libertad de decir no a favores que consideras que no tienes por qué hacer.

Qué indica esta sensación

Cuando estás cansado de que te utilicen tienes la sensación de que la gente se acerca a ti no tanto por ti mismo sino por algún beneficio indirecto. Puede que hayas mal acostumbrado a los demás al decirles siempre que sí a todas sus peticiones. Pero ha llegado el momento de empezar a mirar por ti y cuidar de ti porque tú también tienes tus necesidades emocionales.

Existen personas que no marcan límites y acumulan un gran resentimiento interno porque no se atreven a decir algo que en realidad piensan. Es decir, hacen favores porque se sienten en el compromiso de hacerlos cuando en realidad, no quieren realizarlos. En ese caso, por incómodo que te resulte decir no y explicar tus motivos, sé siempre honesto contigo porque las emociones desagradables pueden volverse en tu contra.

Estar cansado de que te utilicen

Marcar límites

Es vital marcar límites en las relaciones sociales porque todo límite marca hasta dónde puede llegar una persona en su relación contigo. Una misma petición puede tener un significado distinto para ti dependiendo de quién te la pida.

La comunicación es muy importante en el terreno de las relaciones personales ya que gracias a las palabras podemos practicar la empatía, entender al otro y llegar a acuerdos.