Estar contento a pesar de estar herido
Existen sentimientos que pueden parecer contradictorios pero puedes estar herido por algo que ha sucedido o algo que te han dicho y a pesar de todo, estar contento. En este tipo de situaciones, estar contento significa estar en paz contigo mismo y tranquilo porque sientes que has actuado de una forma correcta.

De esta forma, el dolor interior, se vive con cierta serenidad. Estar contento a pesar de estar herido significa tener un gran amor propio para cuidar de ti en una situación así y curar las partes de ti que han quedado tocadas. El dolor es algo tan subjetivo que nos sorprenderíamos de las heridas que pueden arrastrar los seres humanos.

Cómo estar contento

Para estar contento en una situación así, confía en ti mismo, en tu grado de madurez y en tu experiencia. Un aprendizaje fundamental es el de no poner tu valor, ni toda tu felicidad en algo o en alguien externo a ti mismo. Busca dentro de ti y encontrarás todas las respuestas que buscas cuando algo te duele por dentro. Todo lo que necesitas para curarte está también dentro de ti. Ilusión, valentía, fuerza y esperanza son los ingredientes fundamentales.

Estar contento a pesar de estar herido

Cómo sanar la herida

Las heridas duelen y tienen su proceso. Lo mejor para sanar una herida es afrontar la situación sin dramatismo. Es decir, no poner todavía más peso al dolor recordando lo que te hirió o buscando culpables. Es preferible que no te coloques en el rol de víctima y tengas la madurez de aceptar una realidad tal y como es.

En el caso de que se trate de una situación muy difícil, entonces, el hecho cambia y puede que la persona necesite ayuda profesional para asimilar lo que ha sucedido. Cuando se trata de situaciones graves, entonces, es más difícil estar contento a pesar de estar herido porque todo tiene un proceso de duelo.