Estar decepcionado con la vida
Vivir de verdad implica atender al realismo de que en ciertos momentos, la persona se siente profundamente decepcionada con las circunstancias. ¿Por qué surge ese sentimiento interno de estar decepcionado con la vida? Porque el criterio de la justicia es uno de los valores más importantes para el ser humano. Sin embargo, desde el punto de vista objetivo, la vida no siempre respeta estos criterios de justo o injusto como muestran los grandes sufrimientos.

Estar decepcionado con la vida es un sentimiento muy humano cuando objetivamente, la causa de sufrimiento es notable. Situaciones en las que la tristeza, la ira, el desencanto, la impaciencia y la angustia forman una suma emocional dolorosa en el corazón. ¿Qué hacer en este tipo de situaciones?

Vivir la tristeza

Vivir la tristeza con la misma naturalidad con la que vivimos la alegría aunque evidentemente, cómo nos sentimos en una situación u otra es muy diferente. Por otra parte, también es muy importante hacer un esfuerzo extra para llenar de planes la agenda con el objetivo de tener más ocupaciones y estar acompañado. No se trata de estar permanentemente ocupado sino de evitar el riesgo de pasar demasiado tiempo solo. La soledad puede convertirse en un refugio para dar vueltas y vueltas a un mismo asunto.

Estar decepcionado con la vida

Buscar apoyo

Es necesario buscar apoyo en una situación de este tipo para contar con la compañía de los familiares y amigos más cercanos. Lo importante no es tanto el número de personas como que esos vínculos sean de confianza y aporten bienestar.

Por otra parte, cuando el dolor profundo del alma se convierte en un obstáculo para afrontar cada día con naturalidad, es muy importante pedir ayuda profesional porque la persona puede sufrir una depresión. Darnos la oportunidad de ser pesimistas en ciertos momentos y tener desánimo también es un acto humano y necesario.