Estar enamorado de la vida en San Valentín
Existen muchos tipos diferentes de amor, pero uno de ellos, el más profundo en relación con la felicidad, es el amor a la vida, el agradecimiento consciente por estar aquí y ahora, viviendo la vida como tú quieres vivirla, con las personas que te importan y con un camino por delante. En el día de San Valentín, cualquier persona puede estar enamorada de verdad, brindar consigo misma, por haber alcanzado el amor más grande que existe: la gratitud existencial.

Celebra San Valentín

San Valentín es un día para las parejas, sin embargo, tú puedes adaptar esta fiesta a tu personalidad, a tu modo de ser y a tus valores. Por tanto, seguro que si buscas, encuentras un montón de razones por las que eres feliz y esa felicidad, es un signo inequívoco de todo el amor que hay en tu vida, de ese cariño que das y recibes de vuelta.

No es fácil estar enamorado de la vida siempre: existen etapas de apatía, miedos profundos, crisis existenciales, tristezas… Sin embargo, esas etapas son las que nos permiten valorar mucho más, los momentos felices. En el día de San Valentín, puedes hacer el ejercicio de coaching de escribir una carta de amor dirigida a ti: tú te conoces mejor que nadie, por ello, tú también sabes mejor que nadie qué necesitas escuchar.

Estar enamorado de la vida en San Valentín

Feliz día de San Valentín

Pocas fechas son tan señaladas a lo largo del año como San Valentín. Este día, puede ser también un buen momento para profundizar más en tu estado vital, para saber si realmente te encuentras en el lugar en el que quieres estar. En caso de no estar satisfecho con tu situación, no dudes en hacer cambios.