Estar estancado en el pasado
Existen muchas personas que siguen ancladas en el pasado y ni siquiera se dan cuenta de ello. En ocasiones, esta situación sucede por no haber afrontado los problemas y la situación a tiempo. Existe gente que pasa toda su vida huyendo de esa realidad que no le gusta, y que cada cierto tiempo, estalla de nuevo en su cara como un fantasma que no se marcha nunca. Ese fantasma tiene un nombre: pasado. El pasado se convierte en un tormento cuando sale de su lugar, es decir, cuando en la mente del sujeto se convierte en presente. La mente humana puede recordar mil veces una situación, recrear un hecho del ayer, volver a vivir con la misma intensidad ciertos sentimientos… ¿Qué puedes hacer para dejar de estar estancado en el pasado?

En primer lugar, tomar conciencia de dónde te encuentras y de cuál es tu punto de partida para poder avanzar. Por otra parte, también es adecuado analizar qué emociones te produce esa situación: ansiedad, malestar, un peso en la mente, pensamiento negativo, enfado, miedo… Ha llegado el momento de cerrar la puerta a todas estas emociones que no te dejan disfrutar de lo más importante que hay en tu vida: el ahora.

Por muy tópico que pueda parecer es una realidad: cada día es un folio en blanco y como tal, debes escribir tu propia historia con energía creativa, ilusión y ganas por conocerte mejor a ti mismo y también a los demás. El pasado ya forma parte de tu historia. Fue pero ya no es. Por tanto, no dejes que te determine porque incluso, las personas cambian y evolucionan. Por ello, merecen que nos les recuerdes una y mil veces el pasado y les des una nueva oportunidad. Así, tú también serás más feliz.