Cómo estar presente en el ahora
Todas tus preocupaciones desaparecen cuando vives en el ahora. Todas tus nostalgias se acaban cuando conectas con este instante. El ahora es, por tanto, la principal medicina de felicidad. La buena noticia es que este viaje en el tiempo hacia el presente depende solo de ti.

Es decir, tú tienes el timón y la dirección en el tren de la vida. Es cierto que las circunstancias externas pueden atraparnos de tal forma que nuestra mente pronto puede adelantarse en el tiempo como consecuencia de los miedos y las preocupaciones, o volver al ayer por el efecto inmediato de la melancolía. ¿Cómo estar presente en el ahora? En Psicoblog te damos ideas para conseguirlo.

Practica la meditación y la relajación para convertirte en un espectador de tus propias emociones y sentimientos. Este ejercicio es terapéutico para alcanzar la desidentificación, es decir, para no identificarte con tus emociones y sentimientos. Son manifestaciones de tu estado de ánimo presente, pero tu realidad trasciende a este plano.

La vida siempre es ahora

Respira profundamente. Allí donde estés conecta con este plano de tu propia naturaleza. La respiración produce un efecto totalmente medicinal sobre tu estado de ánimo. Ya que además, uno de los primeros síntomas de que no estamos viviendo en el ahora es que nuestra respiración pierde calidad. El estrés y la ansiedad afectan principalmente a este plano personal.

Cómo estar presente en el ahora
Fomenta el turismo de proximidad. No tienes por qué esperar hasta que lleguen las próximas vacaciones de verano para disfrutar de unas vacaciones de película. El turismo de proximidad es una fórmula perfecta para vivir el ahora con más intensidad gracias a pequeñas escapadas próximas a tu propio lugar de residencia.

El viaje produce un efecto de novedad en el ánimo y este factor sorpresa te ayuda a vivir en el presente. Este es un tipo de viaje ideal para conseguir esta presencia en el ahora ya que tampoco tienes que realizar grandes preparativos para ponerte en marcha al tratarse de excursiones de ida y vuelta a casa en una misma jornada.

Los ejercicios más sencillos pueden ayudarte a estar consciente en el ahora. Por ejemplo, cuando disfrutas del momento de una ducha relajante, concéntrate en ese momento, en las sensaciones que experimentas entonces. Experimenta el contacto del agua en tu piel como un anclaje que te une al ahora.

Cómo estar presente en el ahora

Pon en práctica la contemplación

Si tienes la costumbre de hacer muchas fotografías con tu teléfono móvil, empieza a minimizar este hábito para fomentar la experiencia de contemplar esas escenas con tus ojos. La observación pausada es una rutina de bienestar para abrazar el ahora.

Busca paisajes relajantes como los que muestran las fotografías de este post y deléitate con la perfección del gran espectáculo del universo.

Haz más cosas que te gusten. Algunas actividades van más allá del tiempo cuando se te pasan las horas volando sin que te des cuenta. Así le ocurre al pintor que se sumerge en la pintura durante una tarde. ¿Qué actividad produce en ti este efecto medicina?