Estilo de vida minimalista para ser feliz
La felicidad es un horizonte esencial para el ser humano. En relación con este sentimiento de plenitud existencial, el estilo de vida tiene mucho que ver con el modo de sentir interno. En la recta final de año es un momento fantástsico para hacer balance existencial y potenciar posibles cambios en el estilo de vida.

Pasa menos tiempo frente a la televisión

La televisión es un medio de entretenimiento fantástico siempre y cuando reduces el tiempo que pasas frente a la pequeña pantalla y eres selectivo con los contenidos que disfrutas de acuerdo a tu criterio.

Hacer limpieza en el fondo de armario

Apostar por la simplicidad y potenciar el valor de que el ser es más importante que el tener implica aplicar esta filosofía a los detalles más básicos del día a día. Por ejemplo, puedes hacer limpieza en tu fondo de armario y colocar en cajas las prendas de ropa que ya no utilizas. También puedes buscar el modo de dar una segunda vida a compras sencillas.

Por ejemplo, una vez que hayas leído las revistas que has comprado, puedes dárselas a otra persona de tu entorno para que disfrute de su lectura. No te dejes arrastrar por la corriente de aquello que hace la mayoría y vive de acuerdo a tu propio criterio.

Estilo de vida minimalista para ser feliz

Menos consumismo

Sin duda, la Navidad es un periodo del año que está especialmente vinculado con el materialismo y el consumismo de comprar más de lo necesario. Sin embargo, la Navidad también es un momento fantástico para interiorizar el aprendizaje de valorar lo esencial: tu valor no depende de aquello que posees sino de quién eres tú, en esencia. Por tanto, disfruta de los bienes emocionales: las conversaciones con amigos, los planes en contacto con la naturaleza, la observación de un paisaje bonito… Apuesta por la sencillez de vivir conectando el corazón con el poder de lo esencial.