Estrategias para combatir la soledad
A los seres humanos, como animales sociales que somos, nos gusta estar en compañía de otros seres humanos. Compartir vivencias, sentimientos, alegrías y tristezas no sólo hace más llevadera la vida diaria, sino que, vividos en compañía, ya sea sólo de una persona o de cientos, muchos momentos se transforman en especiales y únicos.

Sin embargo, hoy en día no siempre resulta sencillo encontrar con quien relacionarse. Nuestro modo de vida se ha vuelto más independiente y menos gregario, y crear relaciones sociales no siempre es fácil, especialmente en ocasiones como cuando cambiamos de ciudad, nos separamos, divorciamos o enviudamos o, por cualquier motivo nos separamos de nuestros seres queridos. Es normal en esos momentos sentirnos solos, pero para que ese sentimiento no se transforme en angustioso o depresivo, debemos dar una serie de pasos destinados a combatir la soledad.

En muchas ocasiones, esta soledad viene de la mano de la timidez, que impide a las personas abrirse a otras personas, entrar en diferentes círculos sociales, etc. En este caso, es importante eliminar o paliar en la medida de la posible este sentimiento, para así facilitarnos nuestras relaciones.

También es necesario dejar de victimizarnos. En ocasiones culpamos a los demás (los amigos, la antigua pareja, etc.) de nuestra soledad, pero con ello no encontraremos la motivación necesaria para salir de ese estado. Debemos ser nosotros quienes nos hagamos responsables de nuestras vidas y pongamos en marcha las estrategias para lograrlo.

Pon manos a la obra y busca lugares donde conocer gente. Un gimnasio, una academia o cualquier otra actividad pueden ser buenos para ello, además de motivarte empezando algo nuevo, quizá aquello que siempre deseaste hacer y no tuviste tiempo.

Piensa, finalmente, que la soledad tiene un lado positivo, ya que nos ayuda a conocernos mejor y a saber más de nosotros mismos.