Estrategias para discutir en positivo
Estamos acostumbrados a discutir en negativo, por lo que si la otra persona no piensa como nosotros, enseguida nos sentimos mal y pensamos que algo no va bien. También acostumbramos a ofendernos si la otra persona nos lleva la contraria, y todo esto genera grandes malestares que pueden llevar a discusiones con malas palabras, malos modos y un largo etc. Las discusiones en positivo son posibles.

Esto no tiene porque seguir así ni mucho menos, es más, no debe seguir así. En las personas la comunicación es una parte fundamental para las buenas relaciones y por ese motivo se debe cuidar siempre, también en las discusiones. ¿Cuando discutes con otra persona te sientes mal? ¿No sabes cómo enfocar la discusión para que sea productiva para las dos partes? A continuación vas a encontrarte con varias estrategias para discutir en positivo.

No pierdas los nervios

Aunque esto se dice fácil es la parte más difícil de discutir en positivo y sobre todo si tienes un temperamento alto, pero no te preocupes porque con constancia se puede conseguir todo en esta vida. Cuando estés discutiendo, para hacerlo en positivo tendrás que dar tu opinión sincera y argumentar sin perder el control, sin gritar y mirando a la cara de tu interlocutor. Perder los nervios sólo te desacredita.

Escucha con respeto

Del mismo modo que te gusta que te traten con respeto, deberás tratar y escuchar a la otra persona de la misma manera, respetando su opinión y sus razones o motivos. Date la oportunidad de escuchar al otro, quizá amplíes tu perspectiva y te haga ver las cosas de otro modo, y si no, cada uno seguirá con su idea y sus propias opiniones.

Estrategias para discutir en positivo

Educación ante todo

Si los argumentos de la otra persona no te convencen, únicamente limita tu respuesta a decir que respetas sus puntos de vista y su opinión pero que no los compartes. No compartirlos no significa ponerse en contra de alguien, simplemente dejar claro que eres alguien diferente con un pensamiento diferente. Además, esto tampoco significa que estés equivocado, verás que te sentirás mucho más relajado.

Sé flexible

Para discutir en positivo también debes aprender a ser flexible, por lo que si después de discutir te das cuenta que la otra persona sí que llevaba razón, puedes agradecerle que te haya aportado claridad a tus pensamientos. Tú te sentirás bien por descubrir algo nuevo y la otra persona por haberte sido útil. Si te das cuenta, la otra persona te ha ayudado a sacarte de un error.