Estrategias para enfrentarte al miedo
En el ser humano el miedo es una reacción natural que nos ayuda a protegernos y a huir del peligro. Sin embargo, este miedo no siempre viene dado por una situación real de peligro, sino por las consecuencias negativas que nuestro cerebro cree que pueden derivarse de un hecho. En este caso, aunque no tengamos ningún indicio de que eso que tememos vaya a ocurrir, lo vemos como algo real, y evitamos enfrentarnos a la situación que nos lo provoca. Sin embargo, la única forma de liberarnos de ese miedo es enfrentándonos a él, ya que de lo contrario aumenta y se vuelve cada vez más y más limitante. Para enfrentarnos a él de una forma efectiva, podemos seguir una serie de estrategias:

El primer paso es identificar a qué tenemos miedo, ya que cuanto más concreto sea, mejor podremos hacerle frente. Acepta que, efectivamente, tienes ese miedo, ya que negarlo nos impide enfrentarlo. Reconocer que tenemos miedo nos hace fuertes porque nos permite comenzar el proceso para enfrentarnos a él.

A continuación, piensa en todas las estrategias que tienes a tu alcance para vencer el miedo y que otras veces has utilizado. En este punto, recuerda aquellas situaciones que también nos asustaban, fuera cual fuera su origen (miedo a los perros, a hablar en público, etc.) Escribe qué recursos utilizaste y no olvides que fuiste tú quien lo hizo y, por lo tanto, están dentro de ti.

Para motivarte, recuerda aquellas ocasiones en las que el miedo te hizo perder alguna oportunidad o no alcanzar aquello que realmente deseabas.

Finalmente, establece un plan de acción para superar el miedo. Recuerda que debe comenzar por situaciones que te provoquen un temor que puedas manejar (por ejemplo, si tienes miedo a los perros, acercarte a un cachorro) y poco a poco ir haciendo frente a desafíos más grandes.