Qué es el estrés postraumático y cómo superarlo
Existen sucesos traumáticos en la vida de los protagonistas que pueden producir un eco vital a través de una memoria afectiva en forma de estrés postraumático que produce las emociones desagradables que conectan de forma directa con el impacto que ese hecho ha producido en la vida del afectado. Es decir, algunos sucesos tienen tal impacto personal que afectan a los más hondo de la posición de esa persona en el mundo y su forma de vivir.

¿Qué efectos puede producir el estrés postraumático? Cambios bruscos de humor sobre la base de una ira interior permanente que produce un sufrimiento emocional. Las preocupaciones persistentes por la noche que empañan la calidad del sueño en forma de pesadillas que dejan una tensión física y emocional. Uno de los sentimientos más desagradables y que está en la base de un estrés de este tipo es la culpa.

Qué experimenta el paciente

Además, la persona también puede sentirse incomprendida en su dolor, al sentir que nadie puede hacerse cargo de esos sentimientos. Es muy importante puntualizar que sufrir un hecho difícil no implica experimentar este estrés a modo de causa y efecto. Del mismo modo, este estrés postraumático también puede darse en diferentes grados. Además, el estrés puede experimentarse sin que exista una aparente lógica a modo de causa y efecto.

Qué es el estrés postraumático y cómo superarlo
A veces, transcurre mucho tiempo entre un punto y otro. La persona rememora el suceso ocurrido que se ha convertido en un fantasma psicológico. La intensidad de este malestar es tal que puede producir un sufrimiento alto, es decir, incapacidad de disfrutar con las actividades habituales de la rutina.

La persona está conectada con una interioridad que le angustia en forma de recuerdos desagradables que remiten a ese suceso traumático que ha dado lugar a tantas pesadillas. El miedo de volver a vivir algo semejante y la conciencia de la fragilidad propia también genera angustia.

Además, la reacción personal ante un hecho determinado no depende únicamente de la naturaleza de esa cuestión, sino también, del propio modo de ser y de los recursos internos. Por ejemplo, la soledad de la falta de vínculos sociales aumenta el riesgo de experimentar ese dolor ya que las redes de apoyo aumentan la resiliencia frente al sufrimiento.

Las vivencias internas que acompañan al síndrome postraumático están marcadas por las imágenes, sensaciones y percepciones internas de angustia y peligro. Todo ello también produce una respuesta fisiológica en presente ya que cuando la mente revive en presente aquello que ha ocurrido en el pasado, el organismo responde como si todo aquello volviese a darse nuevamente.

Qué es el estrés postraumático y cómo superarlo

Cómo superar el estrés postraumático

Es muy importante hacer un proceso psicológico cuando este malestar perdura más allá de un mes. La terapia es saludable para potenciar la gestión emocional frente a actitudes habituales como la búsqueda del exceso de control ante una vigilancia continua o la excesiva preocupación ante el menor imprevisto que genera ansiedad. El libro Estrés: Estrategias, técnicas y ejercicios para obtener relajación, escrito por Jaime Antonio Marizán contiene información de interés sobre salud emocional. El estrés postraumático produce un caos vital interno, por esta razón, imágenes de paz y serenidad, son terapéuticas. Imágenes que podemos encontrar en los espacios naturales.