El estrés produce el efecto de una olla a presión
Muchas personas viven con la sensación de estar siempre al límite de sus posibilidades al tener que ganarle la batalla al reloj. Pero la presión por el tiempo no es la única dificultad que tiene el ser humano del siglo XXI sino también, los conflictos personales en el trabajo, las frustraciones de pareja, las decepciones de amistad, la incomunicación, la soledad…

Todo esto va pesando poco a poco en el alma del ser humano que acumula dosis de estrés altas cuando no aprende a gestionar a tiempo cada conflicto. Es un error a nivel de inteligencia emocional, no exteriorizar un malestar e ir acumulando sensaciones desagradables porque llega un momento en el que el estrés, produce la misma explosión que una olla a presión cuando te llenas de energía negativa y tu cuerpo es incapaz de soportar más presión.

Liberar el estrés

El estrés es como una olla a presión. Eso significa que la persona puede explotar en el momento menos oportuno porque ha habido algo que ha desbordado su nivel de aguante. Conviene ser consciente de esta situación emocional para aprender a liberar el estrés cada día a través del sentido del humor. Es muy útil asistir a cursos de risoterapia. Del mismo modo, es importante reforzar la actividad física. Ir a los sitios caminando, subir por las escaleras y hacer deporte.

Los ejercicios de relajación son efectivos porque la persona aprende a gestionar el estrés a través del control de la respiración.

El estrés produce el efecto de una olla a presión

El estrés perjudica tu salud

El estrés perjudica tu salud, por tanto, es dañino para el cuerpo al igual que otros hábitos poco saludables como el tabaco. No te acostumbres a vivir con estrés y haz algo por mejorar tu calidad de vida. Cuerpo y mente tienen una conexión directa y no es bueno a nivel corporal, soportar la presión del estrés mental. Aprende a exteriorizar tus ideas y no te quedes todo guardado dentro.