Etapas en las que te sientes solo
Las condiciones de vida de una persona pueden ser similares a lo largo del tiempo y aun así, sentirse muy acompañada en otros momentos y experimentar fases de profunda soledad. La soledad muestra el sentimiento de vacío de quien tiene un sentimiento de insatisfacción interior que no siempre sabe expresar con palabras. Existen etapas de soledad que vienen precedidas por una mala racha en la relación de pareja, por un momento de excesivo trabajo o por una fase de poca vida social.

Pero también, la soledad puede darse cuando una persona ha experimentado un cambio importante en su vida, siente que ya no es la misma persona y por tanto, ya no le satisface de igual forma, cosas que antes le encantaban. Los momentos de soledad son inevitables porque a través del contraste que producen fases de este tipo con la sensación de compañía de otros, es como aprendemos a diferenciar las vivencias.

Convivir con la soledad

Aprender a convivir con la soledad es fundamental porque con frecuencia, este sentimiento no se evapora en cuestión de un día. Por tanto, hay que tener paciencia y ser fuerte cultivando el diálogo con uno mismo y la autoestima. En etapas de soledad, es fundamental buscar actividades para salir de casa y cambiar de aires. Pasear es muy sano por lo que puedes convertirte en un turista en tu propia ciudad y recorrer las calles. Puedes asistir a charlas, conferencias, tertulias literarias… porque toda actividad social te ayuda a romper aunque sea de forma momentánea el sentimiento de soledad. Otros planes como ir al cine también son gratificantes a nivel emocional.

Etapas en las que te sientes solo

Saca el lado positivo de esta etapa

Las etapas de soledad también son fases de autodescubrimiento en las que puedes conocerte mejor a ti mismo desde otra perspectiva. Puedes escribir un diario emocional como un regalo que puedes hacerte a ti mismo porque con la perspectiva del tiempo, es gratificante echar un vistazo al pasado para recordar momentos ya superados.