Evitar confundir amor y amistad
El amor y la amistad son dos sentimientos diferentes pero que también pueden darse unidos. Es muy fina la línea que puede separar el amor de una amistad profunda. De hecho, a un amigo también se le quiere aunque de otra manera. Confundir amor y amistad es un error humano y muy posible. ¿Cómo evitar esta cunfusión?

Rasgos de la amistad

Un amigo es una persona con la que tienes un contacto regular, conoces de verdad a esa persona y ella te conoce a ti, tenéis una conexión especial a nivel emocional, disfrutáis compartiendo tiempo en común y os une alguna afición.

Un amigo es esa persona en la que piensas cuando tienes un problema y necesitas hablar con alguien. Recurres a esa persona porque tienes confianza y en los momentos de dolor, la intimidad se valora todavía mucho más. En la amistad existe mucho cariño, complicidad, afecto y aprecio.

Evitar confundir amor y amistad

Rasgos del amor

El amor es una relación más compleja que la amistad en tanto que quien ama sin ser correspondido sufre mucho. De ahí que una persona que arrastra un conflicto interno con otra persona porque siente que la balanza en el dar y en el recibir no es equitativa, puede sentir amor no correspondido de la misma forma por otra persona.

El amor también se muestra en la atracción física que existe entre dos personas y que se muestra en el deseo. Esta química no se da en la amistad.

Cuando sientes amor por otra persona, imaginas a ese alguien en un proyecto de vida contigo. Incluyes a esa persona en tus planes a corto plazo. El amigo, en cambio, es esa persona con la que hablas de tus ilusiones más profundas y a quien le cuentas tus alegrías o tus penas de amor y se convierte en el cómplice de tus confidencias.