Falsos recuerdos: recordando lo que nunca sucedió
Aparentemente, sólo podemos recordar cosas que hemos vivido y que nos dejaron huella, ya fuera positiva o negativa. Pero esto no siempre es así, ya que nuestra mente también es capaz de generar falsos recuerdos, es decir, recordar hechos que realmente no ocurrieron o recordarlos de forma distinta a como realmente sucedieron. ¿Cómo es esto posible?

Para verificar este hecho, investigadores de la Universidad de Northwestern, en Chicago, llevaron a cabo un experimento a través del cual se pedía a los sujetos participantes que o bien contemplaran una serie de objetos o bien los visualizaran. Observando la actividad cerebral a través de un escáner, los investigadores determinaron que las áreas del cerebro que se activan para realizar ambas tareas son las mismas, y se activan con la misma intensidad, por lo que en esos momentos el cerebro no puede saber si lo que está procesando es real o tan sólo lo está imaginando.

Este hecho parecía corroborarse cuando se les pedía a los participantes que citaran qué objetos habían visto y cuáles habían visualizado, ya que eran incapaces de diferenciarlos, y muchas veces pensaban que habían visto algunos de los que tan sólo habían visualizado. De este modo, el falso recuerdo quedaba implantado en su cerebro.

Los psicólogos aún no se han puesto de acuerdo sobre estos falsos recuerdos, pero sí existen estudios en los que se ha puesto de manifiesto que técnicas como la hipnosis o el rebirthing pueden hacer que el individuo crea como reales hechos que nunca ocurrieron. Tanto es así que en psicología se estudia ya el síndrome del falso recuerdo o de la falsa memoria , en el cual un individuo puede tener recuerdos muy vívidos pero falsos relacionados con hechos traumáticos, sobre todo sucedidos en la infancia.