La filosofía es una de las ciencias más fascinantes que pueden existir, por una sencilla razón, porque el pensamiento de autores como Platón, Sócrates o Aristóteles sigue teniendo vigencia y verdad en nuestros días. ¿A qué se debe esto? Pues sencillamente, a que el hombre sigue siendo tal y como es en su afectividad y en su naturaleza más allá del contexto social en el que le ha tocado vivir. Además, uno de los filósofos que más ha estudiado las emociones es Tomás de Aquino. Describe con un realismo abrumador, la tristeza, la alegría, la esperanza, el miedo, el gozo…

La filosofía fue durante muchos siglos la sabiduría primera, la ciencia por excelencia que finalmente, dio lugar a otras ramas también importantes como es el caso, por ejemplo, de la psicología. Hoy día, existen autores de psicología que merecen la pena y que pueden ayudarte a través de la lectura de sus libros: Jorge Bucay, Javier Urra, Bernabé Tierno, Rosetta Forner o Ricardo Ros son un ejemplo.

Por otra parte, también existen otras formas de autoayuda interesantes como la de asistir a cursos de inteligencia emocional, autoestima, psicología, habilidades sociales, risoterapia… La oferta, en este sentido, es variada y extensa. Merece la pena que hagas un hueco para aprender.

En ciertos momentos de la vida, tal vez puede que necesites acudir a la consulta de un psicólogo por algún tipo de problema. En ese caso, es mejor que pongas de tu parte y asumas este hecho con total naturalidad. En otros casos, el destino puede llevarte a tener la suerte de tener un amigo que es experto en psicología o en filosofía. En ese caso, ese amigo se puede convertir para ti en un referente de ayuda en los momentos de dificultad y también, claro está, en alguien con quien poder compartir tus alegrías.