Fomentar el respeto hacia ti y hacia los demás
El respeto resulta fundamental para poder convivir entre las personas en una sociedad sana. El respeto es como un vaivén que va y viene o un círculo que se complementa, es lo más importante entre dos y más personas, gracias a él existe la confianza y el vínculo afectivo. Si quieres que te respeten deberás respetar a los demás y si quieres que los demás te respeten también deberás respetarte a ti mismo. ¿Quieres saber cómo fomentar este respeto? ¡No pierdas detalle a las siguientes líneas!

Cumple los códigos implícitos

En la sociedad existen unas normas que no se hablan de ellas pero que todo el mundo las conoce, se trata de los códigos de convivencia e interacción social, unas normas que facilitan las relaciones entre unos y otros. En los espacios públicos coexistimos, en los ámbitos sociales suele haber interacción pero sin una implicación personal ni emocional, en el ámbito personal se interactúa (no en todas las culturas) y en el ámbito íntimo sí que existe una fuerte implicación emocional.

Utiliza tu espacio personal

La invasión del espacio personal produce ansiedad y estrés. En las grandes ciudades suele ser invadido de forma habitual con los ruidos, las aglomeraciones, las luces,etc. Por este motivo es imprescindible encontrar un momento de relax y saber frenar las invasiones del espacio personal para poder encontrar el equilibrio físico y mental. Si alguien está invadiendo tu espacio y deseas que no lo haga díselo de forma asertiva.

Fomentar el respeto hacia ti y hacia los demás

Sé capaz de expresar tu afecto

Para ganarte el respeto de los demás debes saber expresar tu cercanía pero sin invadir el espacio personal de los demás, por ejemplo con el tacto (una palmada en la espalda, tocando el hombro, etc). Depende del concepto que tenga la otra persona de ti, así te moverás en los espacios personales.

Recuerda que para que te respeten primero debes respetar a los demás.