Fortaleza mental
El ser humano está compuesto por cuerpo y mente. Sin duda, la fortaleza es una cualidad positiva no sólo a nivel físico, sino también, a nivel mental. Ser fuerte desde un punto de vista corporal implica tener una buena salud y también, hacer frente al cansancio que a veces, surge del trabajo o de la propia vida. Pero la fortaleza mental, puede ser mucho más profunda.

De hecho, así lo reflejó Victor Frankl, autor del libro “El hombre en busca de sentido” que describe la historia de su supervivencia física y anímica en un campo de concentración. La clave de la motivación en la vida, siempre reside en la mente, en encontrar razones para vivir e ilusiones en medio de la rutina diaria. Debes ser fuerte para hacer frente a las decepciones de la vida, al hecho de que las cosas no siempre sean como tú deseas… En el camino de la existencia no todo es controlable por la voluntad, por ello, la fortaleza te ayuda a resistir y a sobrevivir. Así sucede en la enfermedad, en la muerte de un ser querido, en medio de un problema grave…

¿En qué ámbitos necesita ser fuerte, especialmente, el ser humano? En el plano de las relaciones interpersonales. No hay nada que cause más dolor que el desamor con una persona a la que amas. En ese momento, el fracaso amoroso se vive como un desagarro en el alma. Por ello, la fortaleza te ayuda a superar con el paso del tiempo dicha herida. Por otra parte, la decepción de un amigo desleal también deja una huella profunda en tu interior.

Por ello, tanto en el amor como en la amistad debes intentar protegerte para no sufrir de forma innecesaria. Haz uso de la prudencia y da tiempo al tiempo a la hora de conocer a la gente nueva que entre a formar parte de tu vida.