¿Gozas de buena salud sexual?
La salud sexual es importante para todos los seres humanos y es que es consta de un estado de bienestar físico, emocional, social y mental relacionado con la sexualidad, no sólo trata de la ausencia de enfermedad, disfunción o incapacidad. Los derechos sexuales de todas las personas deben ser protegidos, respetados y ejercidos en plenitud (según la Organización Mundial de la Salud). Aunque la sexualidad aún hoy en día puedes encontrártelo como un tema tabú es un proceso permanente de bienestar físico que no se puede omitir.

El sexo es mucho más que una práctica y tiene que ver con la libertad de las personas, las preferencias sexuales, la seducción hacia el otro, el erotismo, el placer, la intimidad y por supuesto la reproducción. La sexualidad se expresa en vivencias, en fantasías, en valores, en comportamientos, en las relaciones. Cada persona tiene una manera de vivir la sexualidad porque es un proceso íntimo que todos tenemos derechos a experimentar de forma íntima y respetada. Pero, ¿consideras que tienes buena salud sexual? Veamos qué necesitas para que sea así.

Liberad

Te sientes libre para expresarte sexualmente ante las demás personas sin represiones ni coarciones de ningún tipo. Además sientes absoluta libertad para poder disfrutar de tu cuerpo.

Seguridad

Te sientes seguro con tu identidad sexual y eres autónomo en tus relaciones sexuales por lo que si tienes o no relaciones sexuales con otras personas será decisión tuya teniendo en cuenta tus ética personal.

¿Gozas de buena salud sexual?

Privacidad

Tienes privacidad sexual por lo que puedes tomar decisiones sexuales en tu más estricta intimidad sin que nadie interfiera en ellas.

Sin discriminaciones

No tienes ningún tipo de discriminación sexual a causa de tus preferencias sexuales y sientes respeto hacia tu persona independientemente de tu sexo, género, orientación sexual, edad, raza, clase social, religión o limitaciones.

Expresión sexual

Puedes expresarte sexualmente de forma emocional porque la expresión sexual va más lejos del placer o las relaciones sexuales. La comunicación, el contacto, las emociones y el amor también son protagonistas para poder gozar de una buena salud sexual.

Además para completar una buena salud sexual deberás tener en cuenta que deberás poder expresarte libremente, a querer o no contraer matrimonio, a decidir si quieres o no tener hijos, todos tenemos derechos a tener información suficiente sobre la sexualidad para poder prevenir cualquier tipo de enfermedad siendo la educación sexual un pilar fundamental y también a una atención de salud sexual garantizada en los centros de salud con profesionales adecuados.