Los grandes héroes anónimos que cambian el mundo
Los grandes héroes no son los actores, modelos o deportistas de élite sino las personas anónimas que en su día a día realizan grandes acciones sin recibir grandes elogios y reconocimiento a cambio. La realización del bien es un premio en sí mismo porque aquel que lo practica se siente mejor. Los grandes héroes anónimos son las personas que cambian el mundo empezando por su entorno más cercano.

Ejemplos de héroes anónimos

Existen muchos héroes en vida. El día 21 de septiembre se celebró el Día Mundial del Alzheimer. Los cuidadores que acompañan a los enfermos que están en un proceso de pérdida de memoria son un claro ejemplo de entrega y desinterés. Las personas que luchan contra la enfermedad con valentía muestran la fuerza heroica por salir adelante con ilusión. Aquellos que han sufrido un desamor radical y a pesar de todo, no han perdido la fe en las personas también son héroes anónimos.

Las personas que enviudaron muy jóvenes y sacaron a sus hijos adelante en solitario son un símbolo de sacrificio en el trabajo para poder ofrecer un futuro digno a los hijos.

Los grandes héroes anónimos que cambian el mundo

Virtudes de un héroe como tú

Existen virtudes muy humanas que reflejan al héroe potencial que todo ser humano lleva dentro de sí mismo. Es decir, cultivando esas virtudes puedes sacar lo mejor de ti. La virtud de la paciencia es fundamental porque las cosas en raras ocasiones suceden justo cuando esperamos.

Todo tiene su tiempo y su momento. La virtud de la prudencia también te ayuda a conocer los límites. Del mismo modo, la fuerza del amor es la que de verdad cambia el mundo. Pero el amor, más allá de idéales románticos, tiene muchas formas de expresión. En plena crisis económica, destaca el poder de la solidaridad.