Hacer realidad tus propósitos de año nuevo
Si contempláramos la lista de propósitos de Año Nuevo que realizamos el año pasado por estas fechas, nos daríamos cuenta de que, aunque en el momento en que la escribimos estábamos totalmente convencidos de que la llevaríamos a cabo, realmente no ha sido así. Muchos de los proyectos ni siquiera los hemos intentados, algunos los olvidamos nada más escribirlos y aquellos que empezamos quedaron, en su mayoría a la mitad. Si somos afortunados, habremos hecho realidad uno o dos, pero habitualmente no será así.

Sin embargo, la llegada del nuevo año supone el comienzo de un nuevo ciclo, que psicológicamente nos aporta una energía extra para cumplir nuestros proyectos que deberemos aprovechar. Para ello, aquí te dejamos algunos consejos para que tus proyectos de Año Nuevo esta vez sí se hagan realidad:

– El primer paso es fijar objetivos realistas y escribirlos de la forma más concreta posible. No escribas sólo “hacer ejercicio”, sino “caminar/correr una hora diaria”.

– Debes poner una fecha para la consecución del objetivo. Un año es un periodo muy largo para nuestro cerebro, lo que nos predispone a dejarlo todo para más adelante y lo que seguramente nos llevará a encontrarnos el año que viene igual que ahora por estas fechas. Fija un periodo realista para el logro de cada objetivo y ponte fecha. De ese modo, tu meta será más activa.

– Establece un plan: Escribir propósitos está muy bien, pero necesitas una estrategia para llevarlos a cabo. Determina qué necesitas, cuándo lo vas a poner en práctica, qué tiempo le vas a dedicar, qué tienes que aprender, etc., es decir, fija un espacio en tu vida para tu objetivo.

– Prémiate: No olvides las pequeñas victorias que te llevarán a la final y motívate premiándote por ellas, haciendo algo que te gusta, dándote tiempo para descansar, etc.