Hay vida antes de la muerte
Podría parecer evidente a simple vista, sin embargo, analizando el estilo de vida actual marcado por la velocidad, el estrés y los pensamientos de futuro, la filosofía del carpe diem quiere recordarnos, precisamente, que la vida es un regalo en letras mayúsculas. Un regalo que con frecuencia desperdiciamos pensando en las tristezas del ayer, imaginando situaciones de futuro y dejando que las preocupaciones nos priven de la oportunidad de disfrutar aquí y ahora. El mejor momento que siempre vas a tener en tu vida se llama presente. Por tanto, cuida de este instante y piensa en qué puedes hacer tú para vivir de una forma más plena y más libre.

Qué hay después de la muerte

Existen momentos trascendentales en la vida de una persona en los que surge la pregunta lógica de qué pasa después de la muerte. Sin embargo, cuando este tipo de preguntas invade de forma recurrente la mente de una persona conviene recordar de forma urgente que existe vida antes de la muerte. Una vida para vivir, sentir, amar, disfrutar de la amistad, alcanzar la vocación profesional, experimentar la ilusión y sentir la inmensidad del mundo.

Ejercicios sencillos como realizar técnicas de relajación, practicar yoga, realizar excursiones por entornos naturales, caminar al aire libre y realizar actividades de voluntariado te ayudan a vivir en armonía con tu presente.

Hay vida antes de la muerte

Aprovecha tu oportunidad

La vida te ha dado una gran oportunidad gracias al regalo de la existencia. No te dejes arrastrar por la curiosidad de saber qué pasará dentro de dos años ya que tú puedes trabajar tu futuro si empiezas a invertir en este instante.

Toda meta tiene un inicio, por tanto, disfruta del principio del camino entendiendo que cada segundo cuenta y es importante porque en la vida, cada segundo desperdiciado es irrecuperable. Es imposible dar la vuelta al reloj de arena como si fuese un juego.