Idea conformista: Así es la vida
El pensamiento de cada persona determina en parte su modo de vivir, su modo de afrontar las situaciones y de sentir… Por ello, bajo ciertos pensamientos y creencias que terminan muy arraigados en el alma humana a base de repetirse una y otra vez, existe una base de conformismo preocupante. Y es que, conformarte con aquello que tienes es fundamental para ser feliz. Sin embargo, eso no es incompatible con querer más, con crecer, evolucionar, mejorar…

Muchas personas repiten con frecuencia la frase “Así es la vida”. Una frase que muestra muy poco margen a la creatividad, a la libertad y a la fuerza de voluntad. Intenta que tu vida sea como tú quieres que sea. Eso no significa que vas a conseguir todas las cosas que te propongas (como a veces nos hacen creer de una forma equivocada los libros de autoayuda), sino que al menos, merece la pena intentar y arriesgar en base a aquello que uno desea. Mientras hay vida hay esperanza. Y el cambio llega siempre que uno quiere que llegue. Es decir, de la mano del conformismo una persona puede permanecer estancada durante años.

Sin duda, la vida es un verdadero regalo y en medio de la rutina, no sabemos apreciar todos los matices que tiene. A veces, en medio de la tristeza, una persona camina mirando hacia el suelo. Si elevase la vista hacia lo alto observaría toda la belleza de un universo sorprendente, y en cierto modo, también inexplicable. Este ejemplo gráfico y visual muestra que a veces, ponemos el foco donde no debemos.

Tu vida es tuya, por ello, debes aprender a vivir con libertad sin pensar tanto en las expectativas de los demás. Debes escuchar tu yo interior, tus deseos y todo aquello que de verdad te importa en mayor medida para tener autenticidad y descubrir todas las oportunidades que te da la vida.