Ideas obsesivas y recurrentes
A lo largo del día pasan tantos pensamientos e ideas por tu cabeza que te resultaría imposible cuantificarlas en un número en concreto. De hecho, al final de la jornada no recordamos muchas de las cosas que han pasado por nuestra mente. El pensamiento es una cualidad puramente humana que de forma curiosa determina, en parte, tu modo de vivir. La realidad es que en la medida en que aprendes a estar más cerca del optimismo que de la negatividad, entonces, también entras más en contacto con la vida y con la esperanza que brota del aquí y del ahora.

Dentro del pensamiento negativo existe una realidad. Y es que es habitual que algunas personas tengan ideas obsesivas o delirantes. Es decir, vivan con cierta recurrencia pensamientos poco constructivos a nivel vital. Por ejemplo, algunas personas que tienen una baja autoestima se envían a sí misma constantemente pensamientos dañinos con el objetivo de confirmar el poco valor interior. Del mismo modo, personas que se creen víctimas de la mala suerte, tienen este mensaje comoo una certeza en lo más hondo de la conciencia.

Debes borrar todas las ideas obsesivas y recurrentes que hay en tu mente para poder liberarte y recibir la energía positiva en tu vida. Sin embargo, previamente debes analizar y descubrir qué tipo de ideas predominan en ti. Debes analizarte y con la ayuda de una libreta, apunta sobre un papel todo aquello que te preocupe o que crees que debes corregir de ti.

Una obsesión es una idea fija en la mente que puede llegar a ser negativa incluso cuando de trata de una idea muy positiva. Es decir, obsesionarte con un asecenso laboral puede hacerte sentir muy frustrado en caso de no lograr ese objetivo o no conseguir el amor de la persona a la que quieres te puede hacer sentir muy vacío.