Ideas para alimentar el sentido del humor
El sentido del humor mejora la calidad de vida de quienes aprenden a sumar más dosis de risa a las situaciones cotidianas. El sentido del humor se alimenta a través de estímulos externos como la compañía de personas que te transmiten buen rollo y energía positiva por su capacidad de poner la nota cómica a situaciones totalmente rutinarias.

Los compañeros y amigos que tienen un sentido del humor agradable, aportan una energía creativa en su entorno. Y es que, la risa tiene mucho que ver con el contexto del grupo. El humor también es compartir lo bueno de la amistad.

Películas de risa

El arte también es una forma de entretenimiento que aporta una distracción positiva. Las películas de humor y los libros cómicos también son una buena opción para alimentar el sentido del humor a través de la perspectiva lúdica. Para potenciar el sentido del humor también es importante que cada persona practique sus aficiones preferidas, aquellas con las que se lo pasa realmente bien. Cuando estamos en un contexto de bienestar, nos sentimos mucho más receptivos hacia el optimismo.

Asistir a clases de teatro o participar en un taller de risoterapia son otras iniciativas útiles para incrementar el sentido del humor ya que muchas de las actividades que se plantean en este contexto son muy divertidas. Un taller de este tipo también es un medio adecuado para superar el miedo al ridículo. Y esta superación también se resume en la capacidad que tiene el sujeto de no tomarse tan en serio a sí mismo. Por tanto, para aumentar el sentido del humor también debemos reducir el ego.

Ideas para alimentar el sentido del humor

Sonreír más

Existe un paso entre la sonrisa y la carcajada. Sin embargo, las personas que son risueñas tienden a reír con más frecuencia que quienes se muestran serias la mayor parte del tiempo. El simple gesto de sonreír con más frecuencia es una invitación directa hacia la risa.