Ideas para cambiar tu estado de ánimo en diez minutos
Muchas veces, un disgusto puede amargarte el día y hacerte perder tu precioso tiempo en una gran cantidad de energía negativa. Lo más sabio es aprender a no dejarte intoxicar por esos instantes cuando tienes tantos motivos para estar contento y alegre. Por ello, aquí tienes algunas ideas para cambiar tu estado de ánimo de forma rápida tras haber tenido una discusión con tu pareja, con un compañero de trabajo o con tus padres.

En primer lugar, cambia de posición y de lugar. Mientras sigues en el mismo entorno, permaneces dando vueltas a la cabeza al mismo tema. Sin embargo, puedes romper con el círculo vicioso del pensamiento a través del plano físico. No te quedes quieto, sal a la calle a dar un paseo, vístete y vete al cine, sal a tomar un café, realiza una visita sorpresa a un familiar, llama por teléfono a tu mejor amigo… En la medida que te centras en el plano de la actividad también dejas atrás el estado de ánimo negativo, sigues viviendo, por tanto, te concedes la oportunidad de vivir momentos gratificantes ese día.

Por otra parte, si ha habido algo que te ha disgustado mucho, entonces, date un tiempo para descargar toda la furia interna y estar triste. Por ejemplo, diez minutos. Vive toda la intensidad en cada segundo del reloj, sin embargo, una vez acabado el plazo no dejes que nada te enturbie tu día y sé feliz.

Si has tenido algo que ha alterado tus emociones en forma negativa, entonces, puedes darte el regalo de escuchar la canción de tu cantante favorito o ver una película divertida. El estado de ánimo también se recompone a través de la belleza. Por ello, observa los paisajes de tu ciudad porque seguro que te trascienden a nivel emocional. Para finalizar, también puedes desahogarte con un amigo y contar qué te ha pasado.