Ideas para hacer frente a la ansiedad
Sufrir ansiedad es bastante común en nuestra sociedad a causa del ritmo de vida tan acelerado que llevamos y de las exigencias diarias en todos los ámbitos de nuestra vida. La ansiedad rompe con nuestro equilibrio interior y nos hace estar inestables emocionalmente. Si alguna vez has sufrido ansiedad estoy segura que estarás de acuerdo conmigo cuando te digo que se pasa realmente mal.

Por eso hoy quiero ayudarte a que hagas frente a la ansiedad y que puedas vivir de una forma más tranquila y pausada, dejando el estrés, los nervios, la ansiedad y el malestar que provoca a un lado. ¡No pierdas detalle!

Afronta la ansiedad

Para afrontar la ansiedad tienes que hacerlo desde tus orígenes, es decir, desde tu cerebro. Para ello tendrás que ser tú quien le dé instrucciones correctas a tu cerebro para que deje de interpretar de forma errónea la realidad que te rodea, sobre todo aquellas situaciones que te producen ansiedad.

Para ello tendrás que conectar tu parte racional del cerebro (aquella parte que te dice no va a a pasar nada) con tu parte emocional (aquella parte que te dice que algo grave va a pasar, incluso sin que hayan motivos aparentes).

No le des coba

Para ello tendrás que no darle tregua de ninguna de las maneras. Tendrás que bloquear el paso de la ansiedad antes de que llegue a ti. La ansiedad viene y se va cuando quiere y esto es lo que no tienes que permitir ¡tú tienes el control de tu vida! Si sabes cuándo va a ocurrir podrás hacer algo para evitarlo.

Ideas para hacer frente a la ansiedad

Evita la repetición

El cerebro funciona por repetición, si aprende a tener ansiedad es lo que hará una y otra vez. Por eso hay que enseñarle nuevos procesos para pensar.

Comprende lo que te ocurre

Si tienes ansiedad es porque tu cerebro está interpretando de forma equivocada la realidad, por lo que tendrás que saber que lo hace y por qué, y después cambiar la estructura de tus pensamientos pero no los pensamientos en sí mismos.

Vive el presente y sé feliz

Además resulta primordial que aprendas a vivir el presente, a ver las cosas cómo son (no pienses qué podría pasar sin que haya pasado porque quizá nunca pase lo que tienes en la cabeza). Pero sobre todo… ¡quiérete! Si tienes una autoestima fuerte, podrás con todo lo que venga en tu camino ¡ya lo verás!