Ideas para romper la rutina emocional
El cerebro también necesita estímulos de forma constante y regular. En medio del día a día, una sensación de tedio y de rutina parece instalarse en el corazón de muchas personas. Esta rutina emocional, al igual que la monotonía en pareja tiene que romperse con iniciativa. ¿Cómo hacer frente a este sentimiento interno?

Haz cosas diferentes

Haz cosas diferentes para poder disfrutar de novedades. Los cambios más pequeños te dejan un sabor agradable ya que en muchos casos, te ayudan a valorar todavía más aquello que tienes. Por ejemplo, después de un viaje descubres que en casa no se está como en ningún sitio.

Rompe la rutina en los detalles más pequeños: conjunta la ropa de diferente forma, haz cambios en tu decoración de la casa, compra otras revistas, haz la cesta de la compra en un supermercado diferente…

Planes emocionales

Los planes emocionales te ayudan a conectar mucho contigo mismo, y este contacto aporta una mayor intensidad al presente. Por supuesto, esta intensidad emocional te hace vivir de forma más plena.

Puedes quedar con tu mejor amigo para hablar de un tema que te afecta, puedes ir al cine para ver una película y después, publicar una reflexión sobre la misma en tu blog personal. También puedes leer libros sobre temas emocionales y escribir tus conclusiones en un diario de mensajes de autoayuda.

Ideas para romper la rutina emocional

Hazte regalos a ti mismo

Para romper la rutina emocional, hazte regalos a ti mismo. Estos regalos pueden ser culinarios, ropa, un ramo de flores o cualquier sorpresa que te guste a ti. Un regalo siempre aporta algo especial a tu vida aunque tú seas el emisor y receptor de ese gesto de cariño. A través de estos premios también alimentas tu propia autoestima y te crees merecedor de lo mejor.