Ideas para sentirte mejor en el desempleo
La falta de trabajo es una auténtica tortura emocional cuando la situación se prolonga durante mucho tiempo y el entorno se muestra poco favorable ante la posibilidad de poder acceder a un nuevo trabajo. Muchas veces, las noticias del telediario y de la economía causan tristeza, falta de ilusión y motivación a todos aquellos que se encuentran en una situación laboral difícil. Por ello, para no darte por vencido, aquí tienes algunos consejos que espero te sirvan de ayuda a nivel emocional para poder estar mejor contigo mismo.

En primer lugar, desde el pensamiento negativo, la mente se pone a dar vueltas y vueltas alrededor del mismo punto. Mediante un acto consciente, corta de raíz ese círculo vicioso y ponte a hacer algo que requiera de verdad tu atención y tu concentración: puedes aprovechar para responder los correos electrónicos que tienes pendientes, salir a dar un paseo, hacer la compra en el supermercado, leer un libro… No por pensar siempre en lo mismo, las cosas se van a acelerar, todo tiene su ritmo.

Por ello, y aunque sea muy difícil, en una situación de desempleo conviene poner en práctica la paciencia de aprender a esperar. Siempre hay una luz al final del túnel pero las cosas no siempre se producen a la velocidad que uno quisiera. Mientras tanto, persevera en la búsqueda activa de empleo: realiza cursos de formación, actualiza tu currículum, mándalo a diferentes empresas, haz nuevos contactos profesionales… No reduzcas toda tu vida a este plano y disfruta del ocio con tus amigos y tu familia. No te aísles a nivel social.

Desahógate y habla de cómo te sientes con personas con las que tienes de verdad confianza. Ten unos horarios regulares de alimentación y descanso. Madrugar es vital para estar activo y empezar la jornada con energía.