Cómo inspirarte en la belleza del mundo
La inspiración no solo es un regalo para poetas, escritores y artistas sino para todo ser humano que quiere saborear la magia de la vida en primera persona, sin embargo, con frecuencia se siente desbordada por el color gris de las malas noticias, las preocupaciones, las pérdidas personales y la rutina.

Inspirarte en la belleza del mundo requiere del arte de la contemplación tan propio de los filósofos para ir más allá de cómo son las cosas en su apariencia para apreciar el ser en sí mismo.

Apreciar el ser de las cosas

Desde este punto de vista, el mito de la Caverna descrito por Platón sigue teniendo validez en nuestros días ya que con frecuencia no vemos la luz al quedar encerrados en hipótesis y supuestos que en muchos casos, son fruto del miedo. Para inspirarte en la belleza del mundo te animo a concentrarte en aquello que tú puedes hacer para lograr que tu entorno sea un lugar mejor.

De este modo, pasas de ser un agente pasivo que se queda a la expectativa para adoptar la actitud proactiva de implicarte como protagonista en tu historia y en la de los demás. Todos somos cocreadores de belleza si tenemos en cuenta que muchas de nuestras acciones no terminan en nosotros mismos sino que también, afectan a los demás.

Cómo inspirarte en la belleza del mundo

Busca el valor de lo natural

El estilo de vida actual no se ajusta a las necesidades reales de contemplación de belleza auténtica que es mucho más visible en lugares de silencio propios de un entorno natural en los que observamos cómo nuestras sensaciones (que en muchos momentos parecen anestesiadas) se elevan a la enésima potencia de la vida en su expresión infinita.

Curiosamente, también apreciamos mucho más la belleza de la vida cuando alcanzamos el desapego hacia lo material en un claro ejercicio de consciencia de que nos iremos con las manos vacías de este mundo.