inteligencia-emocional-en-una-entrevista-de-trabajo
La inteligencia emocional es útil y valiosa en diferentes ámbitos de la vida puesto que en cualquier contexto te ayuda conocerte a ti mismo, comprender tus emociones para saber manejar el conflicto. La inteligencia emocional es muy valiosa también en una entrevista de trabajo en donde tu objetivo es mostrar tu mejor yo, la mejor versión de ti mismo ante el seleccionador de recursos humanos. Los nervios, el exceso de presión y las altas expectativas generadas, son una barrera.

Cómo sentirte bien en una entrevista de trabajo

Para sentirte bien en una entrevista de trabajo es importante que normalices en tu mente este tipo de pruebas y no conviertas cada cita profesional en algo extraordinario. Vive este tipo de proceso con la máxima naturalidad posible, asumiendo que es imposible predecir qué puede pasar a partir de una entrevista de trabajo.

Puedes ser seleccionado o no serlo. Cuantas más entrevistas de trabajo realices, más opciones tienes de ser el candidato ideal. Piensa que estás buscando tu lugar ideal a nivel profesional.

Inteligencia emocional en una entrevista de trabajo

Es normal tener nervios

En una prueba de este tipo es normal tener nervios, sin embargo, una vez que el candidato ya ha iniciado la entrevista y se concentra en responder a las preguntas del seleccionador, dichos nervios van remitiendo poco a poco.

Una entrevista de trabajo no es como un examen de oposición en el que corres el riesgo de no saber la pregunta que te hacen en el examen. En una entrevista te hacen preguntas sobre tu experiencia profesional, tu formación académica, algunos aspectos personales… Y tú conoces mejor que nadie todo tu camino laboral y vital.

Vive con alegría el momento en el que te llaman para tener una entrevista de trabajo porque es un signo muy positivo de que tu búsqueda activa de empleo está dando frutos.