Inteligencia emocional para controlar los celos
Los celos son un sentimiento humano. Lo importante no es solo aquello que uno siente sino también, aquello que hace a partir de ese sentimiento. Y cuando una persona pone razón a un sentimiento que puede ser tan obsesivo como los celos, también consigue relativizar sus efectos negativos. ¿Cómo controlar los celos? En Psicoblog te damos las claves.

Acepta este sentimiento como natural

Al igual que ocurre con la tristeza, cuando una persona reprime un sentimiento determinado tiende a brotar con más fuerza. Por ello, cuando una persona celosa niega lo que siente y actúa como si no pasara nada en su interior, no se está permitiendo hacer un cambio en su percepción de la realidad. El primer paso para modificar el sentimiento es tomar conciencia de ese malestar y de cuál es su causa.

Lo que no debes hacer

Bajo el efecto de los celos interpretamos la realidad de un modo totalmente distinto a cuando nos sentimos felices. Por ello, poner en duda esos pensamientos es el primer paso para minimizar su efecto. Existen hábitos saludables como, por ejemplo, en lugar de quedarte en casa dando vueltas a la cabeza, cambia de actitud e invierte tu tiempo y tu energía en dar un paseo. También puedes quedar con un amigo para charlar.

Inteligencia emocional para controlar los celos

Cuándo pedir ayuda profesional

¿Cuándo es necesario pedir ayuda a nivel profesional? Cuando los celos bloquean la felicidad personal de una forma recurrente y arruinan el bienestar anímico del afectado en momentos cotidianos. Es un signo de humildad muy importante aprender a pedir ayuda a tiempo ya que los celos se pueden superar. En caso de hacer una terapia psicológica es esencial no esperar resultados inmediatos a corto plazo. La paciencia es una virtud esencial para combatir los celos poniendo razón al corazón.