Inteligencias múltiples
Durante mucho tiempo se ha visto la inteligencia como algo único que se podía medir por un test, y normalmente ligado al buen rendimiento escolar. El estudiante que sacaba buenas notas era inteligente y el que no, no lo era. Sin embargo, había muchos estudiantes brillantes que después’ no sabían desenvolverse en la vida.

Como respuesta a esto, a finales de la década de los 80 nació una nueva teoría sobre la inteligencia formulada por Howard Gardner, profesor de la Universidad de Harvard, en la que distingue ocho tipos diferentes de inteligencia distintos e independientes pero relacionadas entre sí denominada la teoría de las inteligencias múltiples.

Esta teoría explicaría por qué personas que no han sido muy brillantes en el colegio sin embargo sí han sido capaces de triunfar en su vida personal y al contrario. La respuesta a esto sería que triunfar en los negocios, la música o la escuela requiere ser inteligente, pero cada campo exige tener un tipo de inteligencia diferente.

Otra gran novedad de esta teoría es que no se ve la inteligencia como algo inamovible, que se tiene o no se tiene, sino como una facultad que podemos cultivar y mejorar, sin estar determinada por un coeficiente.

Los tipos de inteligencia determinados por Gardner son

Inteligencia lingüística

Inteligencia lógica-matemática

Inteligencia espacial

Inteligencia musical

Inteligencia corporal cinética

Inteligencia intrapersonal

Inteligencia interpersonal

Inteligencia naturalista

Esta teoría ha tenido un gran impacto sobre las teorías de la educación, ya que Gardner sostenía que, sabiendo lo que se sabe sobre los distintos estilos de aprendizaje y los diferentes tipos de inteligencia no tiene sentido en intentar que los alumnos estudien todos de la misma manera. De ese modo se conseguiría que alumnos que fracasan en la escuela siguiendo el método tradicional lograran buenos resultados en sus estudios.