Estrategias para llevar mejor una ruptura sentimental
Una de las situaciones que más pueden alterar emocionalmente a una persona es una ruptura sentimental. Cuando una pareja se rompe, se rompe algo en el interior de quienes la sufren. Llevarla mejor o peor dependerá de los recursos personales y sociales de los que dispongas para afrontarla, pero también, influye en sobremanera el rol que te haya tocado asumir, ya que no es lo mismo dejar que ser dejado.

Igualmente, todo proceso de ruptura necesita un tiempo de aceptación porque estamos hablando de la pérdida de alguien que ha sido importante. Coincide en cierto modo con una fase de duelo, ya que se debe entender el proceso y se debe intentar superar con éxito este período doloroso. Eso sí, cada persona necesita un tiempo diferente para poder asumir y superar este proceso. En las siguientes líneas te voy a explicar algunas estrategias para llevarlo mejor.

Puedes superarlo

Piensa que no eres la primera persona que ha sufrido un desamor, y esas personas que también lo han padecido, lo han sufrido, pero también se han recuperado y han sido capaces de conocer a otras personas. Recuerda que querer a quien no te quiere, es no quererte en absoluto.

Estrategias para llevar mejor una ruptura sentimental

Tiempo y planes

Mantén tu mente ocupada, proponte actividades y metas para que te sientas entretenido. Pero no sólo intentes ocupar tu tiempo con muchas personas puesto que cuando estés solo te vendrás abajo. Es importante que te sientas bien contigo mismo, cuidándote, paseando, leyendo y aprendiendo a estar contigo. Quiérete y ponte guapo / a.

Sé firme

Si habéis decidido dejarlo no le des más vueltas al asunto. Evita cualquier contacto con tu ex o con lo que te recuerde a él / ella y no esperes una vuelta. No te confundas ni tengas una dependencia insana.

Otros consejos

También te aconsejo otros aspectos importantes como:

– Date caprichos de vez en cuando.

– Analiza y aprende de los errores sin reproches. Crece personalmente.

– Mantén los buenos recuerdos.

– Vive el presente.