Interpretación de los sueños
Cuando hemos tenido un sueño extraño, quien más y quien menos ha abierto un libro de interpretación de los sueños para que le ayude a desentrañar su significado. Aunque algunas personas opinan que los sueños no tienen ninguna transcendencia, pero lo cierto es que durante el sueño nuestro inconsciente se libera, con lo cual nos pueden ayudar en momentos de crisis existenciales o problemas emocionales, a tomar decisiones e incluso a recuperar objetos que hemos perdido y que no somos capaces de recordar dónde los dejamos.

La dificultad que tenemos a la hora de trabajar con los sueños es que su contenido es simbólico y pocas veces explícito, lo que hace que deban ser interpretados para conocer plenamente su significado.

Para interpretar los sueños en psicología se siguen una serie de pautas:

– Descripción lo más detallada posible del sueño.

– Generación de asociaciones: Mediante ella, la persona que analiza el sueño lo asocia con todas las ideas que le vienen a la mente, sin censura, hasta que se tiene la sensación de que se ha desvelado el contenido del sueño.

En la práctica psicológica se utiliza la interpretación de los sueños cuando el paciente les da gran importancia o cuando se produce una pesadilla recurrente que genera un gran impacto en la vida del paciente. Para poder interpretarlos lo primero que se debe hacer es recordarlos, ya que uno de los grandes problemas de los sueños es que sus detalles se olvidan al despertar.

Para ello deberemos, antes de dormir, repetirnos mentalmente que vamos a recordar los sueños. Cuando nos despertemos, nos quedaremos en la cama concentrados en los detalles del sueño, para después escribirlos inmediatamente, sea cual sea el recuerdo que quede de ellos.

Existen también terapias que permiten cambiar el curso de los sueños. Por ejemplo, la terapia RISC permite al paciente reconocer que está en medio de una pesadilla, identificar por qué se siente mal y poder cambiar el argumento de la misma dentro del sueño.